Historia

La comunidad de Paraná, se funda el 12 de octubre de 1912 con la reunión en un domicilio particular de sus socios fundadores: Salomón Zabiellinsky, Salomón Slinin, Efraín Herzovich, Abraham Margulis, Carlos Leibman, José Krischansky, Lázaro Inguer, Isaac Sirotkin, Abraham Guiter, Aarón Bronstein, Moises Gandelman, Adolfo Lifnosky, Abraham Zelinger, José Morin, B. Zelmanovich, Z. Usenky y Moises Jerusalinsky, constituyéndose la “Deguel Iehuda”.

Luego se incorporaron paulatinamente hasta octubre de 1913: Felipe Isaacson, Abraham Corin, José Elinson, Abraham Goldin, José Petuk, Zudik Liberoff, Simón Resnizky, Meier Chistik, Jonas Scheveloff, Jaime Fridman, Mordejai Kahansky, Isaac Serebrinsky, N. Orvacovsky, José Slinin, Moises Slinin, Noé Ruderman, José Gutman, S. Zabotovsky, Adolfo Toncanoff, Abraham Pitman, Bernardo Freidin, Najman Hutt y Máximo Litvin.

Este grupo de activistas, con la convicción de la necesidad de contar con una comunidad organizada que los contenga, represente y atienda las cuestiones judías que se van presentando en esos tiempos, deciden fundar las entidades pioneras que con el correr de los tiempos convergieron en nuestra actual Asociación Israelita de Paraná con la participación de unas 90 familias afincadas en la ciudad y zona de influencias. Unos años después, ya en 1922 se dicta sus primeros estatutos y se adopta el nombre de “Sociedad de Cultura y Socorros Mutuos Deguel Iehuda”, obteniéndose la personería jurídica en mayo de 1923 por parte del Gobierno de Entre Ríos.

 BREVE RESEÑA HISTÓRICA

En 1919 se abre la primera escuela comunitaria en la que se enseña idish, hebreo, historia y tradiciones del pueblo judío; y el 6 de enero de 1926 se logra la importante adquisición del inmueble ubicado en 9 de julio 391 para constituir ahí la sede central de nuestra Asociación, otorgando un ligar fijo para el desarrollo de la Escuela Hebrea Martín Buber, las actividades de Culto, de la OSFA y de la Sociedad de Damas Israelitas de Beneficencia. En este mismo edificio se crea con el transcurrir de los años la Caja de Crédito Mutuo Coop Ltdo. de Paraná.

El 17 de junio de 1928 se unifican la Jebra Kedusha (asquenazí) con la Schebet Ajim (Sefaradí), disponiéndose un cementerio único para ambas comunidades. Y el 25 de mayo de 1930 se constituye el Círculo “Dr. Hertzl”, actual Centro Juventud Sionista.

Ya en 1947, el 5 de octubre se fusionan la “Deguel Iehuda” y la “Chevra Kedusha” adoptándose el nuevo nombre de “Asociación Israelita de Culto y Beneficencia Unificada” que integra en su seno a las comunidades Sefaradí y Askenazí en una sola Kehila. También en este año se constituye el comité de acción económica de apoyo a la Hagana.

En 1948 comienza a funcionar la organización Campaña Unida Judeo Argentina (CUJA), y el 14 de mayo, la declaración de la Independencia del moderno Estado de Israel es celebrado jubilosamente con un masivo acto en Paraná.

El 2 de septiembre de 1956 se compra el inmueble de calle Carbó 149 para el desarrollo de las múltiples actividades de las distintas tnuot que funcionaban en nuestra kehila, con actividades sociales, culturales y deportivas, actual sede del Centro Juventud Sionista.

En mayo de 1957 se inauguran las nuevas instalaciones de la Asociación Israelita con la construcción de un nuevo edificio en su domicilio de calle 9 de julio, actual sede.

En pleno crecimiento comunitario, al año siguiente, en 1958 se adquiere un inmueble en Monte Caseros 382 para el mejor funcionamiento de la Escuela Hebrea.

Una década después, ya en 1969, con la participación de un importante grupo de asociados, se compra un terreno en las afueras de la ciudad, en el kilómetro 4 ½ de la ruta 11, conformándose el camping “David Ben Gurión”, para la recreación, y la realización de actividades sociales, culturales y deportivas, constituyendo hoy un hermoso espacio de esparcimiento para toda la comunidad.

A partir del 1º de Diciembre de 1981, luego de ser aprobada por la asamblea, se implementa en nuestra kehila el sistema de “Cuota Única”, con un criterio de solidaridad y comunidad “para todos”, con el objetivo de que todos puedan gozar de los múltiples servicios que presta nuestra Asociación, a la vez que la Institución sea sostenida con el aporte y esfuerzo de todos, tomando conciencia de que somos una Comunidad.

Con la genial ocurrencia del director de Rikudim de Sionista, Jorge Sirovsky y el grupo de Morim, nace en 1986 el Guil Ad, Festival Infantil de Rikudim, que fue creciendo y tomando impulso con el correr de los años, constituyéndose ya en un clásico del calendario rikudero de cada año, con participaciones internacionales en algunas ocasiones, y la presencia de más de 400 niños de todo el país cada año en nuestra ciudad, ya celebramos su 20º edición.

También por esos años Sionista, que no para de crecer, concreta el techado de su gimnasio, pasando del viejo patio en el fondo a hermosas instalaciones que se fueron renovando año tras año con el crecimiento deportivo e institucional, hasta contar hoy en día con uno de los mejores estadios de la ciudad, en el que desarrollan sus actividades deportivas nuestros chicos y juega el equipo de LNB de Sionista.

1991 llega con la novedad de la participación de los chicos de nuestra Tnuá en el Majane de Baderej en Pta. Colorada, Uruguay; y la aparición en Noviembre de la primera edición de “Mekorot”, la revista de la Asociación Israelita de Paraná.

En 1997 la leaka “Neradai” orgullo de la kehila de Paraná realiza una inolvidable gira por Israel; y los incontables sucesos que vivimos año tras año en nuestra kehila, que nos llenan de orgullo y muestra una comunidad viva, con ganas de crecer y ofrecer múltiples actividades a su integrantes, entre las que podemos citar los servicios religiosos tanto para cada Shabat como para Iamim Noraim con el paso de Rabinos y seminaristas que han dejado huella en nuestra comunidad, y ahora a cargo del Rabino Sebastián Vainstein; las tradicionales caminatas de Iom Ierushalaim; las fabulosas Macabeadas Nacionales Infantiles que hemos vivido; cada edición del Guil Ad; las fiestas de egresados; los actos de la Escuela Hebrea; los bailes de Purim; la colonia de vacaciones en el Camping y mucho, mucho más.

 LA UNIÓN HACE LA FUERZA

Estos hechos históricos fueron llevados adelante por hombres comprometidos con su judaísmo, quienes marcaron el camino y el rumbo de nuestra Comunidad.

La Asociación Israelita de Paraná es la institución centralizada que nuclea en forma organizada a la comunidad de nuestra ciudad, ella cobija a todas las entidades que desarrollan distintas funciones comunitarias, como ser: el Centro Juventud Sionista; la Escuela Hebrea “Martín Buber”; OSFA Regional Alef; y DAIA.

La institución responde y cubre los distintos estamentos de la vida judía de cada integrante de la comunidad, así desde que nace cuando se realiza el “Brit Mila” a los niños y el Simja Bat a las niñas, hasta su muerte, con el entierro ritual en el cementerio comunitario, pasando especialmente por su formación y educación durante su infancia tanto formal en la Escuela Hebrea como informal en el Centro Juventud Sionista a través de la Tnua, el rikud y los cialis pas cher france deportes; actividades sociales, recreación, grupo de Tercera Edad, actividades deportivas, coro, asistencia social, cursos de judaísmo, celebración de las fiestas del calendario hebreo y una publicación propia, dando contención a todos los miembros de la Comunidad Judía de Paraná, manteniendo vivo el legado del Pueblo Judío y trabajando fuerte por nuestra continuidad en las próximas generaciones, transmitiéndoles y engrandeciendo el hermoso tesoro cultural que nos transmitieron nuestros antepasados, reconociéndonos leales herederos de Abraham, Isaac y Jacob.

Agradeciendo muy especialmente a aquellos socios fundadores, inmigrantes llegados a la ciudad desde todos los confines del mundo, en condiciones precarias y casi sin sustentos, pero que vieron con claridad que el único futuro del Pueblo Judío esta en su unidad y mutua asistencia.

De las 90 familias iniciales que dieron nacimiento a nuestra kehila a principios de la década de 1910, se fueron sumando muchas otras a medida que la ciudad recibía nuevos inmigrantes llegados generalmente de Europa, el norte de Africa e incluso el Medio Oriente, como así también familias que llegaban del interior a afincarse en la capital entrerriana. Por eso en 1924 ya se registraban 120 familias asociadas, en 1955 eran 400, en 1975 unas 460 familias y el número fue creciendo hasta superar las 500, siguiendo ya los avatares de la historia, como fue, entre otros, la creación del Estado de Israel, con grandes grupos que decidieron “retornar” al histórico territorio del Pueblo Judío.


Compartir: